La pluma de Maât

Reescribiendo

Comentario

Escrito por liton 30-08-2007 en General. Comentarios (0)

 

    Hace algún tiempo colgué un texto relacionado con Colon, (ver "Reescribiendo la historia"). Para los interesados en el tema, aquí cuelgo un comentario enviado por un lector:

    "Es muy interesante tu posición sobre la cuna de Colón pero partes de una base incorrecta ,bajo mi humilde opinión. Jamás ha habido un Colón antes de 1500 en Cataluña.

    Respecto a la supuesta traducción del apellido a Colom es simplemente inviable, ya que te podría mostrar más de diez documentos ORIGINALES que lo demuestran. Entre otros escritos, hay uno de puño y letra del Almirante refiriéndose a que su apellido Colón no es modificable para traducciones en otras lenguas y/o dialectos.
    Actualmente resido en Zaragoza, lugar donde nací. He viajado por toda la geografía española y he conocido multitud de documentos que han sido reveladores para mi. No hagas caso a los libros publicados con argumentos cogidos con pinzas. Vete a los archivos y asegúrate por ti mismo cual es la verdad de lo dicho.
    La tesis más plausible y, por cierto, desconocida es que Colón era de Pontevedra".

    Escrito por Diego Colon de Carvajal

¿Un poco más viejos?

Escrito por liton 30-06-2007 en General. Comentarios (2)

 

    Herodes el Grande es de algún modo el centro de una encrucijada histórica. De éste rey se saben muchas cosas entre ellas que nació en Ascalón en el 73 antes de Cristo y que murió en Jericó en el año 4 también antes de Cristo. Ésto no cuadra con el asesinato en masa de los niños de Belén que supuestamente ordenó para acabar con Jesús, cuando le dijeron que había nacido el Ungido, (Mesías, Rey de los judíos enviado por Dios y descendiente de la casa de David). Está evidenciado que Herodes utilizaba métodos muy expeditivos para acabar con cualquier posible rival. De hecho asesinó a su querida mujer Mariamne por sospecha de conspiración y más tarde haría lo mismo con los dos hijos que tuvo de ella. El tipo no era un santo, pero de la matanza de los niños de Belén solo hay referencias en el Nuevo Testamento y es Mateo el único que menciona el suceso. El evangelista dada la cercanía en el tiempo y el halo de crueldad que rodeaba a Herodes, pudo inventar la historia y asociarla con tal personaje, para transmitir una versión más "romancera" de la vida de Jesús, en la que el dramatismo le acompañaría desde su nacimiento. Otra posibilidad, (independientemente de que los hechos que narra Mateo sean o no verdad), sería pensar que Jesús murió al menos con cuatro años más de lo que hasta ahora se supone, es decir 37 en lugar de 33.

    ¿Y por qué no intentan ponerse de acuerdo y verificar los datos?. No lo sé, pero seguro que es mejor no hacerlo. Si Jesús hubiera muerto con 37 años, significaría que nació cuatro antes de lo que se considera el inicio de nuestra era. Todo lo que tiene una relación con las fechas, debería cambiarse. No estaríamos en el 2007 si no en el 2011. Nuestros carnets de identidad, de conducir, etc., no servirían. Habría que cambiar los libros, diccionarios, enciclopedias, todas las dataciones históricas, las partidas de nacimiento las de defunción, los archivos y documentos, los sistemas informáticos y nuestra propia mentalidad, que nos obligaría a hablar de las cosas añadiendo cuatro años a nuestros recuerdos, como sucede ahora con los euros cuando los convertimos en pesetas.

Reescribiendo la historia. Distorsiones de película

Escrito por liton 24-03-2007 en General. Comentarios (0)

 

    Hay imagénes del antíguo  Egipto que nos han quedado del cine norteamericano, donde se nos muestran hordas de esclavos, trabajando en la construcción de templos y pirámides, azuzados a golpe de látigo por capataces sin piedad. Es totalmente falso. Los monumentos dedicados a la gloria de los dioses o del faraón, eran construidos por ciudadanos libres, que encontraban así un modo de vida durante las crecidas del Nilo, o cuando las cosechas requerían menos trabajo. Nuestro concepto de esclavo viene principalmente de la Grecia o la Roma clásicas, así como de la colonización de Améríca o la formación de los Estados Unidos. En estos casos los esclavos solían serlo de por vida y su condición tenía carácter hereditario. Conseguir la libertad resultaba casi imposible, pues representaban un patrimonio en sí mismos, susceptible de comprar o vender. La agresión física se mostraba como la manera más habitual de castigo, para expiar "faltas" o corregir conductas y su exclusión social era absoluta.

    En Egipto, lo más parecido que encontramos a este concepto, son los prisioneros de guerra. Aún así se les trataba con dignidad, su esclavitud tenía un tiempo limitado y en ningún caso afectaba a sus descendientes. No se compraban ni se vendían. Eran donación del faraón a las familias más notables, las cuales los utilizaban como mano de obra, pero ponían interés en no maltratar tan regio obsequio. Algunos, (sobre todo los nubios), se integraban en el ejército como soldados, y podían por méritos propios, llegar a ostentar cargos de responsabilidad. Tras cumplir su compromiso con el faraón, se liberaban de su condición y compartían derechos y obligaciones como cualquier otro ciudadano egipcio. Del mismo modo, hay quien ha querido ver en los siervos analogías con los esclavos, pero algunos textos hacen pensar que poseían un estatus y que gozaban de una vida equilibrada, pues su salud y buena presencia, incidían directamente en el prestigio y dignidad, de la casa a la que servían. Con los únicos que no tenían miramientos era con los criminales en general y con los asesinos en particular. A éstos les obligaban a realizar los trabajos más duros y peligrosos, (principalmente en las minas), y su esperanza de sobrevivir resultaba bastante limitada.

 

    La difícil traducción de los jeroglíficos, ha estado hasta ahora sujeta a múltiples prejuicios culturales y religiosos y   Hollywood se ha encargado, de la "peliculera" distorsión final.

Reescribiendo la historia. Colón. (Segunda parte)

Escrito por liton 26-02-2007 en General. Comentarios (2)

 

    Como prometí, apoyándonos en la versión oficial transcrita en el anterior capítulo, vamos a tirar por tierra todas las teorías, basándonos en los mismos indicios básicos:

    1.- La célebre carta en la que Colón hace alusiones nostálgicas a Génova, es una copia posterior del manuscrito original que ha desaparecido. Es un documento igualmente antiguo pero no está redactado de su puño y letra. Si contamos con los líos generados tras su muerte, por la herencia de títulos y otras prebendas, podemos sospechar que la carta sea una falsificación manipuladora de la época. Tampoco existe ningún dato que haga referencia a que Colón hubiera utilizado el idioma italiano en alguna ocasión. Ni siquiera en la correspondencia personal dirigida a sus hermanos. Contando con que pudiera empecinarse en ocultar sus orígenes, los expertos han analizado los escritos, para determinar la influencia de una posible lengua materna que no fuera el castellano. El resultado fue categórico, no había rastro de italianización en sus textos, pero sorprendentemente se notaba una clara influencia catalana y en concreto de la región noreste.

    2.- Hernando Colón, hijo de su segundo matrimonio con Beatriz Enríquez, cronista de su padre, cuenta que viajó hasta Génova en busca de sus raíces y allí no encontró a ningún familiar, fuera próximo o lejano. En Barcelona sin embargo, existe una casa del siglo XV donde vivió una noble y rica familia, dedicada a negocios que obligaban al transporte por mar, de las que solían generar su propia casta de marinos mercantes. La familia se apellidaba Colomo o Colom.

    3.- En 1476 Cristóbal Colón participó en una batalla naval, librada frente a las costas portuguesas, donde una escuadra corsaria atacó a un grupo de barcos mercantes genoveses. A Colón se le supone tripulante de estos últimos. Pero se han encontrado las listas de la tripulación de dicha flota, y en ella no figura su nombre. Dado que el hecho es verídico, habría que pensar entonces que el joven Cristóbal, luchaba del lado de los corsarios. Es muy probable porque "casualmente", el almirante de la flota corsaria se apellidaba igualmente Colom y bien podría haber sido un familiar suyo, perteneciente a la misma casa de Barcelona. De hecho en una carta dirigida a Fernando II, Cristóbal reconoce no haber sido el primer almirante de su familia.

    La hipótesis del Colombo genovés no es compatible con la lógica, ya que iniciar su carrera marinera a los veinte años, resulta un poco tardío para llegar a ser el gran navegante que fue, máxime cuando él mismo aseguraba haber pasado toda su vida en el mar. Tampoco su origen pudo ser humilde si se casó con una noble portuguesa, pues una unión de esta índole, (los historiadores están de acuerdo), es impensable para la época. Además está demostrado que era un hombre culto e instruido, y solo las familias ricas como la del Colom catalán, tenían acceso a tal formación.

    Hasta aquí todo parece encajar, pero por qué motivo ocultaría entonces sus orígenes. La clave podría estar en la batalla naval en la que participó frente a las costas portuguesas. En aquellos barcos mercantes genoveses había riquezas pertenecientes a la familia de Fernando II el Católico y Cataluña pertenecía entonces al reino de Aragón. O sea, si Cristóbal Colón se encontraba en las filas corsarias, querría decir que habría atentado contra los intereses de su rey. El mismo rey del que esperaba ayuda para realizar su intrépido viaje.

Reescribiendo la historia. Colón

Escrito por liton 25-02-2007 en General. Comentarios (6)

 

       Durante toda su vida Cristóbal Colon ocultó  celosamente,  (incluso a su propio hijo Hernando), sus verdaderos orígenes. Se piensa que pudiera haber sido por una condición de judío converso, o por su humilde ascendencia. Sin embargo, la versión oficial le sitúa como posible navegante genovés, con hipótesis apoyadas sobre tres indicios básicos:

    1.- Escribió una carta en la que hace alusión a Génova, con fórmulas que pueden interpretarse como nostálgicas.

    2.- En Génova existe una casa donde vivió en el siglo XV, una familia de humildes tejedores de apellido Colombo, y uno de los hijos se llamaba Cristóforo.

    3.- En 1476 Cristóbal Colón participó en una batalla naval, librada frente a las costas portuguesas, donde una escuadra corsaria atacó a un grupo de barcos mercantes genoveses. A Colón se le supone tripulante de estos últimos..

    Su historia, (siempre según la versión oficial), se inicia cuando con veinte años, abandona el hogar familiar para hacerse marinero. Después de la mencionada batalla, salta del barco en llamas y recorre diez kilómetros a nado hasta las costas de Portugal. Su vida debió dar un giro radical.  Allí se instala, se casa con Felipa Moniz, hija de una importante y noble familia portuguesa y reside hasta 1484. En ese año comienza a organizar su viaje a las Indias por el oeste, que culminaría en el descubrimiento de América. Al no encontrar apoyo en Juan II, rey de Portugal, viene a España para convencer a sus Majestades Católicas, (Isabel y Fernando), quienes no se involucraron en el proyecto, hasta concluir la Reconquista con la toma de Granada en 1492.

En la segunda parte de este post nos cargaremos una a una estas teorías, con otras más actuales y sobre todo más lógicas, que apoyan la hipótesis de que  Cristóbal Colón era español y más concretamente: catalán.