La pluma de Maât

¡Indignante!

 

    En su artículo 8, la ley española establece que no se autorizarán exportaciones de armas, cuando existan indicios racionales de que éstas pueden emplearse en acciones que perturben la paz, la seguridad y los derechos humanos.  Pues bien, según denuncian Amnistía Internacional, Intermón, Greenpeace y  Fundació per la Pau, durante el primer semestre de 2008, el Gobierno autorizó la venta  de material de defensa a destinos tan preocupantes como Israel, Colombia, China, Marruecos y Pakistán. La ley obliga igualmente a la transparencia y permite que conozcamos al usuario final de las armas, pero he aquí que el Gobierno no ha dado explicaciones y aún seguimos en la espera de que el Congreso se las reclame

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: