La pluma de Maât

De compras con Maya

 

    Maya tiene tres años y medio. En un gran almacén busca unos zapatos de invierno a su gusto y al de los abuelos que la acompañan. Después de dar varias vueltas por el estante encuentra lo que desea, además de un bolso muy hortera de señora y unas bonitas sandalias azules para el verano. Los abuelos la convencen sin mayores dificultades, de centrarse en la primera idea y dejar de momento lo que no necesita…..Maya se pone su calzado nuevo y con ellos de la mano se va hacia la caja. Como la cajera necesita pasar por la máquina el código del producto, los abuelos le piden a Maya que se quite un zapato. La niña se lo dá a la cajera y ésta realiza el cobro y se lo devuelve para que se calce.

    En casa, Maya está silenciosa y pensativa. Después de un rato dudando, vuelta vá y vuelta viene por la cocina, se acerca a su abuela y con su deliciosa vocecilla aflautada, le dice:

    - Mami, ¿por qué solo has pagado un zapato?.

Comentarios

Si es que los niños son muy coherentes.

Añadir un Comentario: