La pluma de Maât

Muermos

 

    No me gustan los domingos por la tarde. De pequeño me tragaba "Cesta y Puntos" o un partido de liga en blanco y negro, mientras mi madre me bañaba en un barreño junto a la estufa. Tedio infame y televisivo. Al día siguiente colegio. De joven, el domingo acababa al mediodía, después de las cañas y las tapas, mientras los vendedores de cualquier cosa recogían el Rastro. Las calles se desinflaban de gente. Madrid se convertía en un cascarón vacío. Ahora los domingos por la tarde son los papás y las mamás después de la siesta, cuando vestidos de bonito vigilan las peripecias de sus retoños, que buscan las primeras emociones artificiales en los columpios de la playa.

    Desde hace un par de semanas es domingo por la tarde. Y es que el sol ha desaparecido y ya no estoy acostumbrado. El aire frío me ha secado el cerebro. La lluvia tenaz me ha descolorido el ánimo. Lo malo es que eran mis vacaciones. Y mañana a trabajar. A cantar frente a la bandera, mientras don Julián pasa lista para meternos en clase, poco menos que meternos en vereda. A no reconocer las calles desiertas. A cruzarme con los papás y las mamás un rato más viejos, que cargados de pasteles vuelven a casa. A la rutina de un arte modesto y esforzado, por encargo de un mundo ajeno….

 

    Con intención de consolarme, salgo de mí para poder verme. Y me veo. Instalado cómodamente frente al ordenador, al calor de un vaso de vino. Pienso en los que me quieren para no sentirme solo. Entonces le doy gracias a la vida, por tener problemas tan pequeños, y me digo que a pesar de todo, estoy casi contento.

Comentarios

Yo tambien.... Una vueltecita por tu blog..corriendo....

Sí, te queremos.

A mi tampoco me gustan los domingos por la tarde,ya somos dos. Y con respecto al tiempo,lo bueno que tiene vivir en el levante es que se pueden hacer planes para los proximos dias,aqui en Castilla nada de nada,uno no sabe que tiempo hara al dia siguiente,recuerdo que en Murcia dia en invierno que salia nublado "migas al canto".

Añadir un Comentario: