La pluma de Maât

LOS DEMONIOS DEL AMOR. (Extracto)

 

    Tengo las manos de colores y los pies doloridos. Ellos soportan quejumbrosos, la construcción de un falso paraíso. Corto, pego, pinto y clavo. Mis quiero y no puedo reposan bajo la piel de un negro. El que quisiera ser de mayor, el remoto. Quien cambia espejos por joyas. El fuerte masahi que vivió la sabana cuando era de brío y dolencia, ritual y valentía, soledad y señorío. Silencioso, deseoso, acechante, palpitante. Desertor fatal de la vida que nunca conoció…

    Hoy me desvisto de inquietud, mostrándole al mundo con insolencia, un culo impúber que se quema con el sol. Hoy solo me recorren los males de cada estación. Conformismo de verano, azucarados puñales de otoño, la quieta inquietud del invierno y en primavera redención……

Comentarios

besos irredentos

Añadir un Comentario: